Résistance Identitaire Européenne

Terre et Peuple Magazine

EDITORIAL - TP MAG N°72 (Versión española)

El veneno liberal

Macron ? « Un producto promocional del grand capital vendido con su marketing más eficaz ». La formula es de Michel Onfray, este imprecador que distribuye generosamente sus bofetadas tanto a la derecha como a la izquierda , esos tópicos que ya no engañan a nadie desde hace mucho tiempo, ya que se someten a la dictadura del mercado como a los intereses del gran capital, de tal manera que sí que te salta a la vista, como suele decirlo el mismísimo Michel Onfray en una entrevista con Valeurs Actuelles (1er de junio de 2017) : « Desde el tratado de Maastricht, la gente que gobierna procede necesariamente de la derecha o de la izquierda (Socialistas o Les Republicains) pero son sobre todo partidarios de Maastricht »: « defienden el mismo mundo ». Un mundo controlado y dirigido por los edecanes de un sistema corrupto y corruptor, el liberalismo.

Pero los que controlan el Sistema (y que se quedan cautelosamente disimulados), últimamente parecían preocupados. Un viento de revuelta, procedente de la víctimas del liberalismo, podía volverse amenazante. Era necesario imaginar una trampa nueva para guardar el control del juego.

Así se presentó al público el teatro de títeres que llaman « elecciones presidenciales » : « Todo estaba dispuesto para colocar en el trono a un muñeco de Maastricht, con una pantalla hecha de envidia, de odio y seducción, de mentiras y mistificación, de narcisismo y demagogia, de desplante y traición, de megalomania y presunción ». Bueno, lo que algunos aùn suelen llamar democracia (pero dándose un fuerte pinchazo para no reirse). Palabras… dolores… democracia.

Onfray aprovechó la campaña presidencial para escribir unas « Libretas de campaña » llamadas La Cour des miracles « la Corte de los Milagros » (un barrio de ladrones y desgraciados) (L’Observatoire, mayo de 2017). Muy agradable ataque contra la clase política (sin olvidar a nadie). Pero los muñecos estaban aquí para dar la ilusión de una verdadera competición, dice Onfray, « era necesario colocar a un heredero del Estado de Maastricht, Moloch totalitario que nos impone el culto de mamón y instala a sus vasallos para que funcióne bien su máquina ». Un robot fabricado por Attali y mejorado por Rothschild ?

Qué más desear para realizar esa obra sucia ? Los periodistas del sistema quedan muy contentos, saben que se han merecido el pago que cobran. Sin embargo, alguien parece preocuparse dentro de la profesión. El triunfo de Macron es una victoria pírrica. Las cifras están muy claras : solamente un 32,7 % de la personas registradas en el cuerpo electoral ha votado, hubo un 57,4 % de abstención y un 9,9 % de votos blancos o nulos. El periódico « Le Monde » nota con eufemismo que tal situación muestra una « desconfianza por parte del cuerpo electoral,respecto a la oferta política ». Sería más sincero decir que el país real ya no cree más en el país legal, y duda de la ideología liberal. Ya no se puede hablar de legitimidad democrática. Con 573 diputados, sólo nueve fueron elegidos con más de 30 % del sufragio electoral, mientras que unos 440 lo fueron con apenas el 25 % del sufragio. ¡He aquí lo que los hombres del Sistema se atreven a llamar una « mayoria » ! Pero el periodista Benoît Hopquin (Le Monde) se desmaya de alegría : « La cantidad de diputados de origen « extraeuropea » tendria que ser por lo menos multiplicada por dos y esos « coloridos » por fín echaron afuera a estos hombres blancos hasta la raíz del pelo, machos dominantes y sin educación ». Este tío ve como una liberación la gran sustitución de población que llega al horizonte…

Los Galos necesitan a alguien para luchar contra la gran sustitución, pero no hemos oído ninguna crítica de parte de Marine Le Pen sobre este reto. El FN pagará este error importante.

A nosotros nos encanta la elección de tres diputados nacionalistas en Córcega. Esta burla contra los Jacobinos (¿a ver si me entiendes, Louis Alliot ?) muestra el rumbo que hay que tomar : hoy más que nunca, tenemos que luchar por lo fundamental : la identidad bio cultural, la lucha contra la invasión y el veneno liberal. Lo demás sería inútil.

Pierre VIAL

Imprimer E-mail

En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour réaliser des statistiques de visites